Científico de la USDA lo revela todo: El glifosato amenaza cultivos, suelos, animales y consumidores

149442665_640

 

ISIS Report 09/01/12

Don Huber dibujó un escenario devastador del glifosato y los cultivos genéticamente modificados en el parlamento del Reino Unido Dr Eva Sirinathsinghji

Existe una versión completamente ilustrada y referencial de este reporte en el sitio web para miembros de ISIS y está también disponible para ser bajado aquí

Por favor, hacer circular ampliamente y repostear, dando el URL del original para preservar todos los enlaces  en los artículos de nuestro sitio web

http://www.i-sis.org.uk/USDA_scientist_reveals_all.php

En menos de una hora, Don Huber, profesor emérito de la Universidad de Purdue y científico senior de la USDA entregó a la Casa del Parlamento del Reino Unido una acusación amenazadora de la agricultura del glifosato como una seria amenaza para el ambiente, ganado y la salud humana[1].

Don Huber

Don Huber, Profesor Emérito de la Universidad de Purdue y científico senior del Sistema de Recopilación de Enfermedades de Plantas de la USDA, ha sido fisiólogo de plantas y patólogo por más de 40 años. Su carrera académica comenzó con 8 años de patólogo en cereales en la Un iversidad de Idaho, y durante los siguientes 35 años en la Universidad de Purdue, donde se especializó en el control de enfermedades transmitidas por el suelo, fisiología de la enfermedad, y ecología microbiana. Durantre los últimos 20 años, ha realizado extensas investigaciones sobre el efecto del glifosato en cultivos, en respuesta al aumento de enfermedades de cultivos en los que se aplica glifosato.

Desde que su carta al Secretario de Estado Tom Vilsak fue filtrada (leak) en febrero de 2011, ha habido gran controversia con respecto a lo que Huber describe como patógenos “nuevos para la ciencia” y con respecto a los cultivos genéticamente modificados relacionados con el glifosato (ver [2] Emergencia! Nuevos patógenos para la ciencia hallados en cultivos geneéticamente modificados RoundupReady?, SiS 50). Concluye de este modo su carta: “Estamos observando una tendencia al aumento sin precedentes en enfermedades y trastornos en plantas y animales. Estos patógenos pueden ser el instrumento para entender y resolver este problema”

Su charla liga el glifosato a la reducción en la disponibilidad de nutrientes en plantas, aumentando las enfermedades en plantas, la emergencia de nuevos patógenos, enfermedades en animales y posibles efectos en la salud humana (ver [3, 4] Glyphosate Tolerant Crops Bring Death and Disease, Scientists Reveal Glyphosate Poisons Crops and Soil (Cultivos tolerantes al glifosato acarrean muerte y enfermedad, científicos revelan envenenamiento de suelos y cultivos por glifosato), SiS 47).

Patógenos nuevos para la ciencia

La conversión de la agricultura norteamericana a la práctica del herbicida monoquímico ha resultado en el uso extensivo del glifosato. Coincidentemente, los granjeros han testimoniado un deterioro en la salud del maíz, poroto de soja, trigo y otros cultivos, y enfermedades epidémicas en cultivos de granos pequeños. Todos están relacionados con el uso extensivo del glifosato, el que ha aumentado ain más con la introducción de cultivos resistentes al glifosato (RR: RoundupReady).

El glifosato inmoviliza los nutrientes requeridos para mantener la salud de la planta y su rsistencia a enfermedades. Este debilitamiento en las defensas del vegetal puede explicar la infestación de los cultivos GM con nuevos patógenos, lo que se ha observado ahora en múltiples tejidos animales en equinos, ovinos, porcinos, vacunos, aves  (incluyendo partes reproductivas, el semen y el fluido amniótico), estiércol, suelo, huevos, leche, tanto como los hongos patógenos que actualmente están infestando los cultivos RR, Fusarium solani fsp glycines mycelium. Todos entran en contacto con el glifosato, ya sea por exposición directa o por consumo a través de la alimentación animal. Es altamente abundante también en los cultivos que sufren del Marchitamiento de Goss (Goss’ wilt) y del síndrome de muerte súbita.

El patógeno puede cultivarse en el laboratorio, y se ha aislado de tejidos fetales de ganado, replicado en el laboratorio y reintroducido en los animales. Parece ser muy común y puede estar interactuando con los efectos del glifosato en plantas y animales, exacerbando las enfermedades y causando falla reproductiva en el ganado. Se han cifrado grandes expectaciones en las publicaciones eventuales de Huber, sin embargo, él sostiene que antes de publicarse, deben invertirse más recursos en determinar cuál es verdaderamente este patógeno, caracterizare esta “entidad”, a qué especie corresponde, incluyendo la secuenciación de su genoma. Este es un proceso lento. Una vez completado, es su intención publicar el trabajo en una revista de divulgación científica.

Entendiendo el modo de acción del glifosato

Reconocer el mecanismo de acción del glifosato es clave para entender cómo puede ejercer sus efectos en el detrimento de la salud de cultivos, animales y el medio ambiente. El glifosato es un herbicida de amplio espectro que interactúa en un rango de procesos fisiológicos en plantas y su ambiente.  Aunque su efecto más reconocido es actuar a través de la infibición de la fitoenzima 5-enolpiruvilshikimato-3-fosfato sintetasa (EPSPS), involucrada en la producción de aminoácidos aromáticos en la vía del shikimato, fue primeramente patentado como un potente quelador de metales que se une a metales tales como el manganeso, magnesio, hierro, níquel, zinc y calcio, muchos de los cuales son importantes micronutrientes que actúan como Cofactores enzimáticos en las plantas, en diferentes procesos fisiológicos involucrados en el sistema de defensa. Aun más, es realmente a través de la quelación del manganeso que la enzima EPSPS es inhibida.

Dejar a las plantas más susceptibles a la enfermedad a través de la actividad patogénica del glifosato es realmente la vía a través de la cual ejerce su acción herbicida. Esto sucede no sólo a través de la inmovilización de nutrientes en la planta sino que impactando al sistema agrícola como un todo. Consistentemente, si el glifosato no alcanza la raíz de la planta o la planta crece en un suelo esterilizado, la planta no muere.

Una vez en el suelo, el glifosato es pronto inmovilizado a través de la quelación de cationes, por ende se torna muy estable y difícil de degradar. Sin embargo, el fósforo (incluyendo los fertilizantes en base a fósforo), pueden llevar a la desorción al herbicida, activándolo nuevamente en el suelo.

El glifosato interfiere negativamente con muchos componentes de la agricultura

Huber destacó que la agricultura es un sistema integrado de muchos componentes interactuantes, los que en conjunto determinan la salud y por lo tanto, el rendimiento de un cultivo. Este concepto está subestimado, y mientras antes sea reconocido, antes estaremos en condiciones de cosechar el completo potencial genético de nuestros cultivos.

Los tres componentes principales de un sistema agrícola son: 1) el ambiente biótico, incluyendo los norganismos beneficiosos, por ejemplo, los microbios fijadores de nitrógeno y mineralizadores, 2) el ambiente abiótico que incluye la humedad, el pH, y; 3) las defensas en contra de los patógenos que dañan los cultivos. El potencial genético de una planta puede alcanzarse minimizando el estrés involucrado en estos 3 componentes  a través del mejoramiento de la nutrición y fisiología de la planta y la prevención de enfermedades y pestes.

Hemos estado diciendo repetidamente que para alcanzar las demandas de producción mundial de alimentos, debemos recurrir a los cultivos GM y los agroquímicos. Sin embargo, el glifosato interactúa en detrimento con los componentes de la agricutlura, de modo tal que actualmente se estima un 50% de pérdida del potencial de rendimiento de los cultivos (ver figura 1)

Figure 1 Interacciones del glifosato con la biología del suelo y las plantas, adaptado de la presentación de Huber

Como se muestra en la figura 1, el glifosato interactúa con un amplio rango de determinantes de salud, lo que intensifica el estrés y reduce el renimiento de los cultivos. No sólo se acumula en los tejidos de las plantas (brotes y puntas de raíces, estructuras reproductivas y nódulos leguminosos), se acumula en las raíces, desde donde traspasa hacia el suelo y daña a microorganismos beneficionsos en el suelo, incluyendo aquellos que actúan como un control biológico de patógenos. La consecuencia obvia es un aumento en la virulencia de patógenos transmitidos a través del suelo que dan lugar a enfermedades.

El glifosato inmoviliza nutrientes críticos para el sistema defensivo de las plantas y otras funciones

Uno de los importantes descubrimientos de Huber fue el estrecho correlato de todas las condiciones conocidas de la enfermedad “toma-todo” con la disponibilidad de manganeso para la planta y su efecto fisiológico en la resistencia a este patógeno.

Los micronutrientes son los activadores o inhibidores de muchas funciones gisiológicas críticas. Por ende, un déficit o cambio en la disponibilidad de de estos elementos regulatorios puede afectar enormemente el crecimiento y la resistencia de las plantas a enfermedades y pestes. Estas vías metabólicas producen compuestos secundarios antimicorbianos, péptidos y aminoácidos inhibidores de patógenos, hormonas involucradas en la cicatrización (amurallando a los patógenos), la formación de callos y mecanismos de escape a la enfermedad, todos los cuales pueden verse comprometidos por el glifosato.

Los micronutrientes son también necesarios para otros procesos de la planta. El manganeso, por ejemplo, no sólo está involucrado en la co-activación de la enzima EPSP, sino que en más de 25 otras enzimas afectadas por la quelación del manganeso. Tales enzimas son necesarias para la fotosíntesis, la asimilación del dióxido de carbono y la cadena transportadora de electrones, junto con el zinc. También ayuda en la síntesis de clorofila y en la asimilación del nitrógeno. Numerosas enzimas que requieren otros co-factores minerales que también se ven afectados, entre ellas, enzimas involucradas en la vía del shikimato, a la cual la EPSPS pertenece, son responsables de las respuestas de la planta al estrés y la sínteis de moléculas de defensa en contra de patógenos, tales como aminoácidos, ligninas, hormonas, fotoalexinas, flavonoides y fenoles.

Consistentemente con lo que se sabe del rol de micronutrientes y el glifosato, el nivel de minerales clave se han medido en porotos de soja RR (GM, RoundupReady) y encontrado ser menores que en las variedades isogénicas no-transgénicas. El manganeso se redujo hasta un 45%, mientras que el hierro se redujo hasta un 49% [5]. Deficiencias similares en el contenido mineral se han encontrado en variedades no-GM, sugiriendo que el glifosato, y no el transgén RR, es responsable de reducir la disponibilidad de mineral [6]. El glifosato reduce la fotosíntesis, la absorción de agua, la producción de aminoácidos así como de lignina, una molécula esencial para conferir fortaleza mecánica a la planta y crucial para conducir agua a través de los tallos [7, 8].

Como lo estableció Huber, las consecuencias de estos déficits en los nutrientes hacen que “los cultivos no se vean tan bien, no sean tan productivos o rigurosos, y sean de crecimiento más lento” (ver figura 2). Él notó una disminución de rendimiento de un 26% paralos porotos de soja RR. Aun más, con los actuales preocupaciones por el calentamiento global, las plantas que son más de un 50% menos eficiente en el uso del agua, como los cultivos RR, son contraproducentes y sólo pueden exacerbar el problema.

Huber destacó que no existen efectos del glifosato aplicado en los cultivos resistentes al glifosato. Consecuentemente, aun cuando tienen suficiente resistencia para prevenir su muerte (conferido por el transgén EPSPS), su funcionamiento fisiológico general sí se compromete por el glifosato. Por ende, afecta a los cultivos GM y a los no-GM a través de niveles residuales de glifosato en el suelo.

Adicionalmente a la quelación de nutrientes en las plantas, el glifosato puede disminuir el contenido mineral a través de daño de organismos del suelo beneficiosos, incluyendo microbios que producen ácido indol-acético (una auxina promotora del crecimiento), lombrices, asociaciones de microrrizomas, la absorción del fósforo y zinc, microbios como Pseudomonas, Bacillus, que convierten los óxidos del suelo insoluble en formas disponibles de hierro y manganeso para las plantas, bacterias fijadoras de nitrógeno Bradyrhizobium, Rhizobium, y organismos involucrados en el control biológico de enfermedades transmitidas por el suel que reducen la absorción de nutrientes por la raíz.

Figura 2 Efectos a largo plazo del glifosato en la salud de los cultivos; adaptado de la presentación de Huber.

El glifosato aumenta la incidencia y virulencia de patógenos transmitidos a través del suelo

Se han reportado 34 enfermedades en la literatura científica cuyo aumento en incidencia es un resultado de los programas de erradicación de maleza con glifosato. Ellas afectan una amplia variedad de cultivos, desde cereales hasta plátanos, tomates, poroto de soja, algodón, canola, melón y uvas [9]. Algunas de estas enfermedades son consideradas “emergentes” o “re-emergente” dado que que no han causado pérdidas económicas considerables en el pasado. Esto tiene implicancias preocupantes para el sector agrícola en EEUU, tras el cuarto año de epidemia de Marchitamiento de Goss y el síndrome de muerte súbita y el 18° año de colonización epidémica de Fusarium resultando en la pudrición de la raíz y marchitamiento por  Fusarium. El glifosato no sólo aumenta la vulnerabilidad a enfermedades, sino que hay evidencia del aumento de la severidad de estas. Los ejemplos incluyen: “Toma-todo”, pudrición de raíces por Corynespora en el poroto de soja; enfermedades por Fusarium spp, incluyendo aquellas provocadas por Fusarium spp que usualmente no son patógenas. La roña de la espiga, causada por Fusarium spp en cereales, aumenta tras la aplicación de glifosato, la cual es ahora prevalente en climas más fríos, estando previamente limitada a climas más templados.

Preocupaciones sobre la seguridad alimentaria y de forraje

Las plantas transgénicas, deficientes en nutrientes, sufriendo de enfermedades que también acarrean residuos de herbicida, presentan una arista  de posibles peligros en la seguridad para animales y humanos. De acuerdo a Huber, los daños posibles incluyen toxicidad directa por el glifosato mismo, del cual se ha demostrado causa anomalías endocrinas, daño al ADN, toxicidad reproductiva y del desarrollo, neurotoxicidad, cáncer y malformaciones fetales (ver [10]Glyphosate Toxic and Roundup Worse (Glifosato tóxico y Roundup peor),SiS26; [11]Death by Multiple Poisoning, Glyphosate and Roundup (Muerte por múltiples envenenamientos, Glifosato y Roundup),SiS42; [12]Ban Glyphosate HerbicideNow.(Prohibición a los herbicidas con glifosato ahora)SiS43; [13]Lab Study Establishes Glyphosate Link to Birth Defects (estudiuos de laboratosio establecen relación entre Glifosato y Defectos de nacimiento),SiS48). Más aun, las alergias están en aumento, y los animales están mostrando respuestas alérgicas, incluyendo irritación inflamatoria gástrica (Figura 3), decoloración del revestimiento gástrico, alteraciones en la permeabilidad intestinal, del mismo modo que síntomas conductuales de irritabilidad y comportamientos antisociales en vacunos (anormal para animales en manada). La enfermedad inflamatoria intestinal en humanos ha aumentado en un 40% desde 1992, lo cual puede estar asociado al consumo de alimentos GM, pese a que aún no ha sido demostrado.

Figura 3 El estómago muestra una respuesta alérgica de decoloración e inflamación en cerdos alimentados con OGM (derecha), comparado con los controles (izquierda)

El aumento de infestaciones de cultivos con patógenos fúngicos que producen toxinas es una preocupación adicional. Las micotoxinas, incluyendo las toxinas de fusarium, así como las aflatoxinas liberadas por los hongos Aspergillus son carcinogénicas y han forzado a los EEUU a importar trigo, dados los niveles tóxicos en los cultivos domésticos.

Triple golpe de toxicidad reproductiva causada por el glifosato

En 2002, la asociación de ganaderos (Cattlemen’s Association) dió una declaración al congreso norteamericano sobre el serio y desconcertante aumento en problemas repsoductivos. Decía: “un alto número de fetos están siendo abortados sin razones aparentes.  Otros granjeros crían exitosamente lo que parece ser un ganado joven y normal, para darse cuenta recién al sacrificarlo que sus cadáveres se ven viejos, y por lo tanto, son depreciados… El problema esporádico va tan mal tanto en EEUU como en el extranjero, que en algunas manadas, entre el 40 y el 50% de los embarazos se están perdiendo… [y] la viabilidad de esta importante industria se ve amenazada.”

El glifosato parece poder inducir fallas reproductivas a través de tres mecanismos diferentes. El primero, mencionado arriba, es la disfunción endocrina causada por la directa toxicidad del glifosato.

La segunda es el reducido contenido de nutrientes que tiene consecuencias en el estado nutricional de los animales. El manganeso en los animales, tanto como en las planatas, es un nutriente esencial, y sus deficiencias se ha asociado con variadas enfermedades, así como con fallas reproductivas, lo que es cada vez más común en el ganado. Un estudio hecho en Australia tras dos temporadas de elevada fetos muertos, demostró que todos ellos tenían deficiencia de manganeso [14]. Aun más, el 63% de las crías con malformaciones tenían este mismo déficit. Se sabe que el manganeso es un importante movilizador de calcio hacia los huesos, correlacionándose con las malformaciones óseas de estos terneros.

Tercero. La “entidad” patogénica desconocida puede estar asociada en producir pseudo-embarazos. Ya en 1998, se encontró un agente sospechoso en tejidos reproductivos del ganado. Actualmente se le ha aislado en altas concentraciones en semen, fluído amniótico y tejidos placentarios. También se le ha encontrado en tejidos de fetos abortados. En algunas granjas, se ha reportado más de un 50% en la disminución de concepciones en animales debido al aumento de abortos espontáneos y pseudo-embaazos. Pese a que la evidencia de lo extendido de la presencia de este nuevo patógeno es clara, Don Huber sugiere la necesidad de más investigaciones para entender no sólo qué clase de patógeno es, sino que, y más importante, los efectos que está teniendo en la salud tanto de plntas como en animales.

En conclusión

Más de 100 publicaciones de divulgación científica han sido publicados por Huber y otros científicos acerca de los efectos dañinos del glifosato. El glifosato aumenta las enfermedades en plantas (así como en animales), incitando a Huber para escribir a la Secretaría de Agricultura. Puede estar relacionado con muchos problemas de salud en animales y humanos, que son un costo adicional a las fallidas promesas de una nueva tecnología agrícola que alimentaría al mundo. Como concluye Huber, “la fe pública ha sido traicionada”.

TRADUCIDO POR HERMANN APPELT

Fuente: http://www.i-sis.org.uk/USDA_scientist_reveals_all.php

Advertisement

2 Comentarios en “Científico de la USDA lo revela todo: El glifosato amenaza cultivos, suelos, animales y consumidores”

  1. JORGE VALENCIA V
    8 mayo, 2013 at 18:23 #

    IMPORTANTE COMUNICAR ESTAS REALIDADES. QUE SEPAN LAS PERSONAS A LO QUE ESTAMOS EXPUESTOS SI CONSUMIMOS PRODUCTOS TRANSGÉNICOS. EL GOBIERNO Y LA AUTORIDAD SANITARIA DEBEN HACERSE RESPONSABLES EN LO QUE LES CONCIERNE DIRECTAMENTE: LA SALUD DE LA POBLACIÓN. DEBEMOS CONFECCIONAR LEYES QUE OBLIGUEN A LOS PRODUCTORES Y COMERCIANTES A ROTULAR CLARAMENTE EL ORÍGEN Y LAS CARACTERÍSTICAS DE LOS ALIMENTOS IMPORTADOS Y PRODUCIDOS EN EL TERRITORIO.

  2. luis cortez
    5 enero, 2017 at 12:50 #

    preocupante y muchas gracias por sus investigaciones, me pregunto que podemos hacer? en mi nacion tenemos problemas con el abastecimiento de agua pronto sera con el abastecimiento de alimento a nivel mundial. mi numnero de movil es 73620177 santa cruz bolivia.

Deja un comentario