Agricultor contaminado con alfalfa GM quiere proteger a los criadores: “Testeen Todo”

alfalfa

Por Nicholas K. Geranios Octubre 08, 2013


SPOKANE, Wash. (AP) — Un agricultor de Washington del Este dice que no tiene idea cómo la alfalfa GM empezó a crecer en sus predios.

Joseph Peila dice que las semillas de alfalfa fueron plantadas en el otoño del 2010, y las semillas GM no fueron aprobadas por el gobierno federal hasta enero del 2011.

“Quiero proteger a otros agricultores,” dijo Peila a Associated Press vía entrevista telefónica el martes, quien cría cerca del pueblo de Royal City, explicando por qué decidió hacer pública su historia.

Peila vendió 70 acres de su cosecha de heno a un comerciante exportador este verano. Luego de que las pruebas del comerciante revelaron que la alfalfa era genéticamente manipulada, Peila contactó al Departamento de Agricultura del estado a fines de agosto.

La agencia testeó muestras de las semillas y cosecha de Peila, y encontró presencia de bajo nivel de un rasgo GM llamado Round-Up Ready, lo que significaba que las plantas eran capaces de tolerar el conocido herbicida.

“No debería haber habido genética Round-Up Ready en ningún nivel,” dijo Peila.

No tiene idea cómo las semillas Round-Up Ready se mezclaron con las otras semillas de alfalfa de su predio, dijo.

“Es un total misterio.”

Peila cría un total de 230 acres junto a su esposa, y busca exportar cerca de la totalidad de su alfalfa, la cual es usada como alimento animal. Mientras que las semillas Round- Up Ready son legales en USA, no es popular en otras partes del mundo, y muchos comerciantes no la aceptan para exportación, dijo Peila.

Mientras que la alfalfa de Peila fue rechazada para exportación, el comerciante sí aceptó el heno y lo más probable es que fuera desviada al mercado local, dijo Peila.

“Nuestra meta es tener heno de calidad de exportación,” dijo, ya que trae buenos precios. “Este es todo mi sustento.”

La alfalfa es una cosecha perenne, las semillas son plantadas una sola vez. Un agricultor puede cortar el heno hasta por cinco años, con cuatro cortes por año, por el tiempo en que la producción sea aceptable, dijo Peila.

Hubo numerosos cortes de su cosecha que no fueron testeados para manipulación genética, dijo.

“Este heno ha estado creciendo por tres años,” dijo. “He vendido bastante.”

“Eso es lo que asusta: tú declaras que crías una cosa y después te enteras que no es así,” dijo Peila. “Le he dicho a mis amigos criadores que sugiero que testeen todo de aquí en adelante.”

Peila no ha decidido qué hacer respecto a los 70 acres de alfalfa que están contaminadas genéticamente.

“Aun estoy en conversaciones sobre si mantenerla plantada,” dijo. “Probablemente se quedará en el suelo hasta primavera del próximo año y la comercializaré localmente.”

Después de encontrar resultados positivos para manipulación genética, el Departamento de Agricultura estatal remitió el caso al U.S. Department of Agriculture.

Peila dijo que no había sabido nada de la agencia federal. Peila se ha contactado con el Center for Food Safety, un grupo defensor de los consumidores.

El Center ha presentado una petición exigiendo al USDA que conduzca una investigación y tome acciones regulatorias.

“El USDA una vez más ha abandonado a los agricultores,” dijo George Kimbrell, abogado senior del CFS, en un comunicado de prensa. “El USDA ha aparentado preocupación por los agricultores orgánicos y convencionales, pero en realidad, las políticas  del departamento sólo promueven los intereses de las corporaciones de  biotecnología/ pesticidas.”

La alfalfa genéticamente manipulada es legal para cría y venta en USA. Eso es lo que hace diferente a este incidente del descubrimiento del pasado mayo de trigo GM en un predio de Oregon. El trigo manipulado es ilegal en USA.

Los consumidores han mostrado un creciente interés en evitar los alimentos GM, y ha sido importante separarlos de los productos que no están manipulados.

La alfalfa resistente a pesticidas fue desarrollada por Monsanto Co. y ha sido autorizada para varias corporaciones.

El vocero de Monsanto, Thomas Helscher, ha declarado que importadores mayores de alfalfa en USA, incluyendo los Emiratos Árabes Unidos, Japón y Corea del Sur, no poseen restricciones sobre cosechas GM, y que las negociaciones con China respecto a la importación de alfalfa GM siguen su curso.

Pero Peila dice que los comerciantes con los que él trabaja no quieren alfalfa GM.

http://www.businessweek.com/ap/2013-10-08/Farmer-wants-to-protect-growers-from-gmo-seeds

Traducción: Ignacia Guzmán Zuloaga

 

Advertisement

No hay comentarios.

Deja un comentario