297 Científicos y Expertos Están de Acuerdo en que No se ha Comprobado que los OGMs Sean Seguros

science-microscopoe

*Anne Glover, científico en jefe de la UE, condenada como “irresponsable” por apoyo a los OGMs

*Investigadores independientes trabajan doble turno para abordar las señales de alerta sobre la seguridad de los OGMs

Comunicado de Prensa, European Network of Scientists for Social and Environmental Responsibility, 10 Dic 2013

El número de científicos y expertos que han firmado una declaración conjunta[1] declarando que los alimentos GM no han sido comprobados como seguros y que la investigación existente plantea preocupaciones se ha elevado a 297 desde que fue publicada el 21 de octubre.

La Dra. Angelika Hilbeck, presidente de la Network of Scientists for Social and Environmental Responsibility (ENSSER), que publica la declaración, dijo, “Estamos sorprendidos y contentos por el fuerte apoyo a la declaración. Parece hacer pulsado una profunda preocupación en la comunidad científica global sobre que el nombre de la ciencia está siendo mal empleado para hacer declaraciones engañosas sobre la seguridad de la tecnología GM.”

La declaración desafía indirectamente las declaraciones hechas por la asesora científico en jefe de la UE, Anne Glover, de que no hay evidencia que los alimentos GM son más riesgosos que los alimentos no- GM.[2]

La Dra. Rosa Binimelis Adell, miembro del directorio de ENSSER, dijo, “Pareciera que Anne Glover opta por escuchar sólo un lado de la comunidad científica– el círculo de los productores de OGMs y sus científicos aliados – e ignora al otro. Por lo tanto, toma una posición parcial al momento de asesorar a la Comisión Europea. Para un asesor científico, esto es irresponsable y poco ético.”

Nuevos firmantes a la declaración incluyen al Dr. Sheldon Krimsky, profesor de políticas y planificación urbana y ambiental de la Tufts University y profesor adjunto del departamento de salud pública y medicina familiar de la Tufts School of Medicine. El Dr Krimsky dijo:

“Como escéptico de las cosechas OGM, tengo una visión más matizada de las consecuencias adversas que los defensores no- críticos. Las consecuencias adversas de las cosechas GM no están restringidas a caer fulminado después de comer alimentos genéticamente adulterados, no etiquetados( Genetically Aletered Unlabeled Foods, GAUF). Mis preocupaciones incluyen los sutiles cambios en la calidad nutricional de micotoxinas, el incremento de alergénicos en los alimentos, prácticas agrícolas insustentables dependencia en insumos químicos, falta de transparencia al evaluar la calidad y seguridad de los alimentos y la transformación de las prácticas agrícolas hacia una forma moderna de servidumbre, donde la semilla es propiedad intelectual arrendada por el agricultor.

“Para demostrar la seguridad de los productos OGM, uno debe empezar por asumir que pueden ser dañinos, y conducir pruebas sensibles que sean capaces de detectar daños. Como se hace con otras tecnologías, como aeronáutica y energía nuclear, aquellos que fabrican los productos no deben ser la fuente definitiva de los datos de seguridad. Ya que las pruebas de seguridad rigurosas no han ocurrido con las cosechas OGM, me mantengo escéptico.”

Otro firmante, la Dra. Margarida Silva, bióloga y profesora de la Universidad Católica de Portugal, dijo, “Incluso si los investigadores estuvieran ampliamente de acuerdo sobre la seguridad de los OGMs, eso no significa que están en lo correcto. Para parafrasear a Albert Einstein, solo se necesita un estudio para probar que toda una teoría está equivocada – no importa cuántos científicos crean en ella.

“Además, la investigación ha sido generalmente financiada por las mismas corporaciones que dependen de resultados positivos para sus negocios, y ahora sabemos que donde fluye el dinero, la influencia crece. Los pocos académicos independientes que quedan deben trabajar doble turno para abordar la amplia variedad de preguntas sin respuesta y señales de alerta que continúan apilándose.”

Un tercer firmante, el Dr. Raul Montenegro, biólogo de la Universidad de Córdoba, Argentina, dijo:

«Generalmente, el análisis de seguridad de OGMs falla en considerar cuatro puntos importantes. Uno: las plantas, semillas y subproductos OGM no solo contienen residuos de pesticidas químicos comerciales, si no que también proteínas insecticidas producidas por la planta, como la toxina Bt Cry1Ab. Dos: cada pesticida comercial contiene un cocktail de químicos que experimentan cambios químicos dentro de los contenedores del pesticida, cuando son mezclados con otros pesticidas y cuando son liberados en el ambiente. Tres: en la agricultura OGM cada ciclo de cosecha empieza con un antecedente cada vez más alto de pesticidas comerciales y proteínas insecticidas acumuladas en el suelo agrícola, los hogares y jardines de la gente, y la gente expuesta. Cuatro: la agricultura añade biodiversidad indeseada (genes OGM) en países que poseen cada vez menos biodiversidad natural  como consecuencia de la deforestación, pesticidas, proteínas insecticidas OGM y flujo descontrolado de genomas modificados.

“Países como Argentina y Brasil son paraísos para la agricultura OGM porque sus gobiernos no han establecido sistemas de monitoreo para enfermedades y muertes por cualquier causa, junto con el monitoreo de la acumulación de residuos de pesticidas y proteínas insecticidas OGM en las personas expuestas y el ambiente y los índices de variación de la biodiversidad natural. Si estos sistemas de monitoreo estuvieran establecidos, sería posible medir los efectos de la agricultura OGM. Como están las cosas, los gobiernos de estos países niegan que haya un problema incluso de cara a numerosos informes de personas que son afectadas y médicos que los tratan.”

Notas

[1] http://www.ensser.org/increasing-public-information/no-scientific-consensus-on-gmo-safety/  – español: http://www.yonoquierotransgenicos.cl/2013/10/no-existe-consenso-cientifico-sobre-la-seguridad-de-los-ogms/

[2] www.euractiv.com/science-policymaking/eu-chief-scientist-unethical-use-interview-530692

http://ensser.org/media/0713/

Traducción: Ignacia Guzmán Zuloaga

Advertisement

No hay comentarios.

Deja un comentario