Filipinas: Agricultores de Maíz GM Pierden Tierras, Incrementan Deudas: Informe

masipag

 

 

“Un circulo vicioso de pobreza” puede sonar cliché, pero en el caso de agricultores filipinos que plantan maíz GM, no hay declaración mas apta y verdadera. Pequeños agricultores y propietarios que fueron atraidos por las promesas de mejor producción y un mercado seguro, pagan hasta 20-40% en intereses por cada estación agrícola a financistas y comerciantes, que también compran el producto a un precio mucho menor. Pero, a medida que la prometida resistencia a las pestes y la tolerancia a herbicidas ha disminuido en el tiempo — así como también la influencia de los desastres naturales y calamidades – los agricultores se encuentran con pequeñas cosechas y ganancias. Pensando que probablemente se recuperarán para la próxima estación agrícola, nuevamente recurren a los préstamos, incurriendo en intereses compuestos añadidos a sus deudas impagas.

Esto es destapado por una nueva investigación, “Socio-economic Impacts of Genetically Modified Corn in the Philippines” (Impactos Socioeconómicos del Maíz GM en Filipinas) por MASIPAG, la cual fue liberada el lunes 16 de septiembre del 2013. MASIPAG es una red de grupos agrícolas, científicos y ONGs en Filipinas, que buscan mejorar la calidad de vida de los agricultores a través del control de los recursos genéticos, tenología agrícola y conocimientos asociados.

“Los promotores de las cosechas GM siempre recitan una letanía de beneficios incluyendo más producción, menor uso de pesticidas y mejor ganancia con menos trabajo, a pesar de la falta de evidencia suficiente. En otras ocasiones, los beneficios son aislados de otros factores socio económicos importantes,” escribe en el prólogo el Dr. Chito Medina, coordinador nacional de MASIPAG. “Mientras que las evidencias a la salud y los efectos ambientales de OGMs se acumulan, los datos sobre los impactos socio económicos de los OGMs son muy pocos.

El libro discute los efectos de la producción de maíz GM sobre la renta, salud y ambiente de los agricultores. La investigación también da luz sobre la explotación de comerciantes locales de maíz entre los agricultores pobres, así como también su rol en la proliferación de OGMs y cambios en las estructuras de propiedad y control sobre las tierras, recursos naturales y genéticos, como resultado de la adopción del maíz GM. Una sección del libro también discute cómo las corporaciones agroquímicas transnacionales están cosechando grandes ganancias de las semillas GM e insumos químicos.

Evidencia de Fracaso

A principios de la década del 2000, los agricultores fueron atraídos al precio introductorio del maíz GM, el cual era el mismo que el de maíz híbrido convencional. En Cuartero, Capiz por ejemplo, el maíz GM Roundup Ready (maíz RR) costaba sólo Php$2.800,00 por bolsa de 18 kilos, la cual sirve para una hectárea. En 2008, el costo incrementó a Php$$ 4.600,00 por cada bolsa de 9 kilos y, por lo tanto, los agricultores de maíz tienen que gastar Php$9.200,00 por solo dos bolsas de semillas de maíz RR. Los precios de otros insumos de producción como fertilizantes y pesticidas también han subido.

Debido a los costosos insumos, los agricultores acudieron a comerciantes o financistas para avalar sus préstamos. En el estudio, los agricultores incurrieron intereses de préstamos que van desde 20% a 40% durante los cuatro meses de estación de cosecha. También están obligados a vender su producción a los comerciantes a un precio generalmente más bajo que el precio prevalente del mercado.

Entre todo, los insumos externos (semillas, fertilizantes y pesticidas) consumen entre 40‐48% de los gastos totales que un agricultor hace por estación, y todo esto va a los comerciantes/ financistas de maíz y compañías agroquímicas. “Dicen que con el maíz GM, como la variedad tolerante a herbicidas, los agricultores pueden abaratar costos de desmalezaje. Pero, al contrario, los agricultores ahora están gastando más para poder usar la tecnología,” dice Medina.

Los agricultores auto financiados y pequeños propietarios ganan entre Php$1.225,00 hasta Php$19.160,00, pero las pérdidas pueden llegar hasta Php$6.611,00. Aunque los agricultores pueden ganar hasta Php$19.160,00 por temporada, dicen que, en realidad, nada les llega de vuelta porque casi todas sus necesidades de producción son financiadas por los comerciantes/ financistas, incluyendo sus gastos de alimentación, capacitación y otros gastos. De acuerdo a un agricultor en Bayambang, Pangasinan – “nakain mo na di mo pa naaani” (ya hemos consumido lo que aún no hemos cosechado). Para peor, los agricultores pequeños propietarios que tomaron prestado de comerciantes terminan con ganancias negativas.

Para los agricultores que aún no son capaces de pagar, generalmente terminan perdiendo el control de sus tierras – qué cosechas plantar, la toma de decisiones sobre qué variedad o cosecha plantar, porque los comerciantes no le prestan a los agricultores a no ser que ocupen maíz GM. En algunos casos, se les obliga a dejar sus predios, arrendarlos o renunciar a sus tierras para así poder evadir acciones legales como arrestos por no poder pagar sus deudas.

Metodología

La investigación, la cual fue conducida desde febrero a marzo del 2012, fue una combinación de investigación de campo y documental. Discusión en focus groups (FGD) entre los agricultores de maíz GM y métodos de entrevistas clave de informantes (KII) fueron usados en la investigación de campo. Lideres comunales, oficiales gubernamentales locales y nacionales incluyendo agrónomos municipales y oficiales regionales del Departamento de Agricultura (DA) fueron entrevistados como informantes clave.

Un total de 166 agricultores participaron en los FGDs en todas las áreas de caso, las cuales son compuestas por 12 barangays en siete provincias productoras de maíz GM en Luzon (4), Visayas (4) y Mindanao (4). Isabela, Pangasinan, Bukidnon, Sultan Kudarat, y South Cotabato pertenecen a las top 10 provincias productoras de maíz del país, con Isabela con el 34% de las hectáreas totales de áreas de maíz GM de las Filipinas

Detener la Comercialización GM

El gobierno filipino aprobó la propagación comercial de maíz Bt alrededor de 10 años atrás. Desde eso, ocho variedades de maíz GM han sido aprobadas para propagación comercial en la forma de maíz Bt. El maíz RR y una combinación de rasgos piramidales y apilados GM de los mismos eventos transformados. En el mismo período, 59 eventos/ cosehas GM han sido aprobadas para importación para uso directo como alimento, alimento animal y para procesamiento.

Los alimentos GM tales como la berenjena GM y el Arroz Dorado también han sido probados en campo y se dice que serán preparados para comercialización.

“Globalmente, los impactos negativos sobre la salud y el ambiente de los OGMs ya ha sido documentado y reportado,” dice el Dr. Medina. “Con la evidencia de que el maíz GM también ha fallado en mejorar la posición socio económica de los agricultores pobres, y de hecho, los ha llevado hacia mayor pobreza, debe ser una poderosa razón para detener la comercialización de OGMs.”#

Informe (inglés):

http://masipag.org/wp-content/uploads/2013/05/MASIPAG-Book-low-res.pdf

 

http://masipag.org/2013/09/gm-corn-farmers-lose-lands-increase-debts-says-new-research/

 

Traducción: Ignacia Guzmán Zuloaga

Advertisement

No hay comentarios.

Deja un comentario