http://www.worldcrunch.com/indias-transgenic-cotton-not-super-crop-was-promised/5179

Mayo 3, 2012 – 12:05

Producción en descenso, costos en aumento, nuevas enfermedades: diez años después de que el algodón GM fuera introducido en India con altas esperanzas de disparar la economía, los agricultures están profundamente decepcionados con sus resultados y se preguntan si valió la pena.

Por Julien Bouissou
LE MONDE/Worldcrunch

NUEVA DELHI – Diez años después de su debut, el algodón GM es una gran decepción. Las plantas son vulnerables a nuevas enfermedades, y la producción es mucho más baja de lo esperado.

El gobierno del estado de Andhra Pradesh anunció recientemente que la cosecha del 2011 fue mucho más baja que la cosecha del 2010. Y, por primera vez, el gobierno de Maharashtra y una corte del estado vecino de Madhya Pradesh, demandaron exitosamente a la compañía semillera alemana Crop Science por $850.000 euros a nombre de más de 1.000 agricultores por venderles semillas que no produjeron lo prometido.

La compañía alemana niega responsabilidad y culpa a “el mal control de la producción y las condiciones climáticas.” Piensa apelar para revertir la sentencia.

Desde que se introdujo el algodón GMO en India, el 2002, los cultivos se han doblado y el país se ha convertido en el productor número 2 de algodón en el mundo. Pero la “Revolución Blanca,” como fue llamada, está ahora generando más sospechas que entusiasmo. Activistas anti- GMO creen que las grandes cosechas de los primeros años se debieron a mejores condiciones climáticas y sistemas de irrigación. Por los últimos seis años, la producción promedio se ha estancado, mientras los cultivos de algodón transgénico se han más que cuadruplicado.

En 2009, el gigante GMO Monsanto admitió por primera vez que su variedad de algodón “Bollgard” había perdido su resistencia contra los gusanos en los predios de Gujarat, en el oeste de India. Dos años más tarde, el director del Central Institute for Cotton Research (CICR), Keshav Raj Kranthi, advirtió sobre la creciente vulnerabilidad del algodón GM a las bacterias.

Llamadas por una moratoria

“La productividad en India del norte debiera disminuir mientras la capacidad de producción de las semillas decrece. Las últimas semillas híbridas también se han contagiado del “virus de la hoja curva”, y son más vulnerables a los parásitos, mientras que las semillas de algodón no genéticamente modificado solían ser más resistentes” explica un reporte de CICR de mayo del 2011.  Kranthi añade que las semillas transgénicas consumen más agua y nutrientes, lo que lleva al agotamiento del suelo. Se necesitan fertilizantes para maximizar la producción.

Todos estos fertilizantes, semillas GMO e insecticidas son costosos: los agricultores deben pedir préstamos de prestamistas locales, o directamente a sus proveedores de semillas y fertilizantes. Una caida menor en la tasa de algodón o condiciones de mal tiempo pueden llevar a la tragedia. En 2006, en la región de Vidarbha, miles de agricultores se suicidaron al ingerir pesticida, porque no podían pagar sus deudas.

El algodón GMO es una nueva tecnología que necesita know- how específico para su uso ideal. Cada una de las 780 variedades de algodón transgénico necesita un tipo de suelo distinto, y distintos fertilizantes. Los granos locales también deben ser plantados en la proporción correcta para evitar que bacterias e insectos desarrollen resistencia a las semillas transgénicas.

“Los pequeños agricultores no tienen idea qué es lo que compran y cómo criar semillas GMO. Su know- how tradicional está a punto de desaparecer,” dice Sridhar Radhakrishnan, de la Coalition for GMO-Free India.

En caso de cosechas defectuosas, no existe acción legal que los agricultores puedan tomar para obtener compensación. “Si algo sale mal o si los agricultores tienen dificultades, los estados necesitan crear leyes para forzar a las compañías para que les provean compensación financiera,” dijo el Ministro de Agricultura, Sharad Pawar, recientemente en el Parlamento.

Diez años después de que el algodón transgénico fuera introducido, las semillas locales de la India han prácticamente desaparecido. El mercado de semillas GMO representa 280 millones de euros. Las compañías prometen crear nuevos tipos de semillas que son más resistentes y consumen menos agua. Mientras tanto, los activistas anti- GMO exigen una moratoria inmediata sobre el cultivo del algodón transgénico en India.

Artículo original en francés

http://www.lemonde.fr/cgi-bin/ACHATS/acheter.cgi?offre=ARCHIVES&type_item=ART_ARCH_30J&objet_id=1190667&xtmc=les_promesses_non_tenues_du_coton_ogm_en_inde&xtcr=1

All rights reserved ©Worldcrunch – in partnership with Le Monde

Traducción: Ignacia Guzmán Zuloaga

Por Ignacia

Un comentario en «El Algodón Transgénico de India No es la Super- Cosecha Prometida»
  1. Aplicando el puro sentido común, ¿cual es el motivo de algunas personas quieren modificar a la naturaleza que,
    * Para un creyente, es la naturaleza que Dios creó perfecta.
    * Para un no creyente, naturaleza que se ha ido perfeccionando a través de los millones de años y también en forma perfecta.

    ¿Porqué modificar la perfección?…¡¡Eso no tiene sentido no validez!!

Responder a Christian Villanueva Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *